Nuevo sistema de mandrinado sin vibraciones ‘plug and play’ de Kennametal

Nuevo sistema de mandrinado sin vibraciones ‘plug and play’ de Kennametal
El nuevo sistema de mandrinado sin vibraciones presenta diferentes mejoras tecnológicas | Kennametal

Kennametal simplifica el mandrinado profundo con su nuevo sistema de mandrinado sin vibraciones. Vaya a cualquier taller de mecanizado y probablemente oiga  un chirrido agudo de una operación de mandrinado profundo. Oirá una vibración suficientemente alta con la que incluso los más duros de oído saldríamos corriendo a por tapones. A continuación, os presentamos una solución: el nuevo sistema de mandrinado sin vibraciones ‘plug and play’ de Kennametal.

El problema que ha incomodado a los mecanizadores  desde que el inventor del torno Henry Maudslay cogió un trozo de acero e intentó taladrarlo. Esto ha empeorado según los metales se han vuelto más duros y su mecanizado más desafiante. Pero ahí está Kennametal para ponerle remedio.

Esto ya no es así gracias a la última arma de Kennametal en la lucha contra la vibración. Esta arma de la que todos los mecanizadores de cualquier sitio dirán “la necesito”. El nuevo sistema de mandrinado presume del mecanismo anti vibraciones más efectivo diseñado por Kennametal. Además,  ofrece, al mismo tiempo, una amplia gama de cabezales intercambiables y tamaños de mango.

El nuevo sistema de mandrinado sin vibraciones de Kennametal presenta diferentes mejoras tecnológicas que permiten un funcionamiento ‘plug and play’. Ofrece una serie de cabezales intercambiables que incluye mecanismos de sujeción de tornillo y de palanca con configuraciones de desprendimiento positivo y negativo.

Entre en la zona sin vibraciones
Alguien que sabe todo al respecto es Sam Eichelberger. Es ingeniero de producto para el diseño de sistemas de torneado. Asimismo, es miembro del equipo que desarrolló el mecanismo de amortiguación interno. “Quizá lo más importante que hay que saber acerca de la nueva barra es que es ‘plug and play’, dice. “No hay ninguna necesidad de afinación o ajustes, se saca simplemente del embalaje, se monta en la torreta y a mandrinar.”

Sin embargo, no se trata solamente de hacer que el taller sea un lugar de trabajo más tranquilo. La eliminación de la vibración y el consiguiente retemblado amplía enormemente la vida útil de la herramienta. Tampoco debemos olvidar su efecto positivo en el acabado de la superficie de la pieza. Y cuando las herramientas duran más, se pueden forzar más con tasas de avance, velocidades de corte y profundidades de corte que muchos expertos del sector pensaron que serían inalcanzables.

Eichelberger es uno de ellos. Enumera las características que convierten el sistema de mandrinado sin vibraciones en la barra más fácil de utilizar con la que haya mandrinado jamás y también en la más productiva. Aquí se incluye una conexión dentada atornillada en la punta de la barra que sujeta con seguridad una variedad de diseños y tamaños de cabezales intercambiables.

Mejor aún, los cabezales mismos se han puesto a dieta y tienen ahora una menor longitud y menor peso que proporciona una mayor estabilidad contribuyendo al rendimiento mejorado de la barra. También tienen suministro de refrigerante para dirigir con precisión un chorro del mismo a alta presión hacia donde más se necesite. El resultado es un control de virutas libre de complicaciones junto con una refrigeración máxima en la zona de corte.

Lo más importante es el amortiguador interno. Eichelberger añade: “Las barras no tienen vibraciones ni mantenimiento. Dentro de la barra hay una masa sujeta por dos soportes elásticos dentro de la cual hay un fluido amortiguador. Esta masa vibra a una frecuencia predeterminada durante el mecanizado atenuando la frecuencia natural de la barra para suprimir la vibración. No hay que preocuparse por componentes que se desgasten ni ajustes. Como Sam ha dicho, la pones y te olvidas”.

Nuevo sistema de mandrinado sin vibraciones ‘plug and play’ de Kennametal
Ajustar el cabezal en la línea central es realmente sencillo | Foto: Kennametal

El sistema libre de vibraciones ofrece un rendimiento superior en aplicaciones de mandrinado con una profundidad de hasta 10 veces su diámetro, explica Eichelberger, una profundidad mucho mayor que la que ofrecen las barras de metal duro o aleación de hierro. Los resultados de las pruebas internas y del cliente muestran acabados tan buenos o, en la mayoría de los casos, tan competitivos como los de las “barras silenciosas” de la competencia, con unos parámetros de corte considerablemente más agresivos en general.

Por supuesto, las barras de mandrinado son tan buenas como la forma de sujetarlas a la máquina. Kennametal ha abordado esta cuestión crítica. ¿Cómo? Mediante el suministro de adaptadores de torreta según la máquina junto con un casquillo de manguito dividido para ofrecer la máxima rigidez. “Ese es el objetivo de este producto”, dice John Gable, Director Global de Producto de Kennametal. “Ofrecer la solución con la mayor estabilidad y la amortiguación más eficaz que sea posible, punto.”

Quien se haya peleado alguna vez colocando una barra de mandrinado exactamente en el centro agradecerá el hecho de que la configuración sea extremadamente sencilla. “Hay una superficie plana de referencia en la parte de arriba del cabezal que tiene un buscador de ángulo visual”, destaca Eichelberger. “Solo hay que girar la barra hasta que el indicador señale cero y luego sujetarla en su sitio”.

Teniendo en cuenta el elevado coste de tal sistema de mandrinado así, también agradecerán el hecho de que los cabezales son intercambiables en el caso de que se produzca un accidente, evitando así daños a la barra misma. Y los usuarios de sistemas de mandrinado anteriores de Kennametal verán que sus nuevos cabezales se ajustan perfectamente mediante un adaptador.

“El catálogo de nuestras barras en sistema imperial va desde una pulgada de diámetro hasta cuatro pulgadas, y la versión en sistema métrico empieza en 25 mm y llega a los 100 mm”, añade Gable. “También están disponibles diferentes estilos de cabezales intercambiables, desde plaquitas atornillables con desprendimiento positivo para acabados finos hasta desprendimientos negativos con sistema de mordaza para desbaste intensivo. La barra está diseñada para destacar en aplicaciones exigentes y eso es precisamente lo que hace.”

Sobre la compañía
Kennametal Inc. celebra sus 80 años como líder tecnológico industrial. Es conocido por ser suministrador de productividad a los clientes mediante ciencia de materiales y soluciones de herramienta y de resistencia al desgaste. Clientes de sectores muy diversos.  Desde el sector aeronáutico al de movimiento de tierras pasando por el energético yel de ingeniería general el transporte. Clientes de todos estos sectores se dirigen a Kennametal en busca de ayuda para fabricar con precisión y eficiencia. Unos 10 000 empleados ayudan diariamente a los clientes en más de 60 países a ser competitivos. Kennametal obtuvo unos ingresos aproximados de 2400 millones de dólares americanos en el ejercicio fiscal de 2018. Finalmente, si desea saber más sobre la compañía puede visitar su web.

Contacto
Kenci S.L.,
P. I. Rubí Sur
Avda. Antonio Gaudi, 192
08191 Rubi Barcelona
España

Gemma González
Tlf : +34 / 93-586-0358
Fax : +34 / 93-588-2152
gemma.gonzalez@kennametal.com

Noticias relacionadas

¡Si te ha gustado el artículo pulsa me gusta! 🙂

Sea el primero en dejar un comentario

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.